Caquis

El caqui (o el también conocido Palo Santo) es uno de los frutos más característicos del otoño. De hecho, su temporada empieza en octubre y no termina hasta el mes de diciembre. Además, el caqui es una fruta que presenta diferentes características en función de su estado de maduración. ¿Quieres saber más de este delicioso fruto? ¡Sigue leyendo!

icono caqui 1

Tienen un efecto astringente

únicamente si está poco maduro

Este es un claro ejemplo de lo que comentábamos anteriormente: los cambios relacionados con el estado de maduración de esta fruta. Si consumimos un caqui muy maduro, nos ayudará a regular el tránsito intestinal y, por tanto, a ir al baño con más facilidad. De lo contrario, si lo consumimos muy poco maduro, provocará un efecto astringente que nos ayudará a lidiar con desórdenes intestinales como, por ejemplo, la diarrea.

icono caquis 3

Ideales para perder peso

tienen un alto efecto saciante

Aunque se dice que es una de las frutas con mayor contenido de hidratos de carbono, lo cierto es que sigue siendo muy adecuada para dietas de reducción de peso. La concentración de fibra en el Palo Santo aumenta el efecto saciante y, además, contribuye a modular la absorción de grasas y a facilitar el tránsito intestinal.

icono caqui 2

Combaten la hipertensión arterial

gracias al aporte de potasio

El potasio es un eficaz regulador de la tensión arterial. Es cierto que se encuentra en casi todos los alimentos, pero el caqui tiene un porcentaje de potasio que está por encima de la media. Además, el potasio también contribuye a mejorar la contracción muscular, siendo adecuado su consumo en personas con actividad deportiva recurrente.