Fresas

Las fresas son una de las frutas que más se compran en primavera. Además de estar riquísimas y encajar perfectamente en una época calurosa, son ricas en multitud de propiedades. Hay estudios que indican que, cada año, cada ciudadano español ingiere de media unos 6 kilos de fresas. Claro está, que todo dependerá de cuánto le guste esta fruta a cada uno, pero seguro que esta estadística encaja con la gran mayoría y no es de extrañar, puesto que estamos ante uno de los alimentos que más propiedades tiene. ¡Te los contamos!

Icono fresa - Art blogSon ideales para la salud cardiovascular

gracias a su elevada concentración de potasio

Un estudio de la American Heart Association publicado en la revista Circulation, indicó que se había comprobado que consumir semanalmente tres o más porciones de esta fruta podría reducir el riesgo de infarto en mujeres hasta un tercio. Gracias a los flavonoides, que son perfectos para dilatar las arterias, se protege el endotelio. Es decir, los vasos sanguíneos de la capa anterior. Todo esto sumado, lo que hace es controlar la tensión arterial, algo muy importante para gozar de una buena salud cardiovascular.

Aptas para diabéticos

su azúcar, al ser levulosa, es apto para este tipo de patologías

Las fresas, junto a otras frutas como las cerezas o las ciruelas negras, son aptas para diabéticos. Comúnmente se tiene la creencia errónea de que, al ser dulces, son perjudiciales para este tipo de personas que sufren esta patología. Debido a que las fresas tienen un índice glucémico bajo, y este índice es el que normalmente se usa para medir la aptitud o no aptitud de los alimentos para los diabéticos, la convierten en una opción no solo adecuada, sino también recomendable para incluir en la dieta.

Protegen nuestra salud bucal

Ideal para mantener los dientes blancos y lejos de la gingivitis

Las bacterias son las prinicpales responsables de grandes males bucales como son la gingivitis, la peridontitis u otros procesos infecciosos e inflamatorios. Las fresas, al tener un índice elevado de Xilytol, se metaboliza con los microorganismos naturales de nuestra boca y ataca con firmeza a las bacterias que serían las responsables de producir placas de sarro, con las consiguientes infecciones que se derivarían.

Receta sugerida

No podemos hablar de las bondades de las fresas y no poner en práctica alguna elaboración que nos permita degustar este maravilloso manjar. Por ello, queremos compartir con vosotros una receta de lo más apetitosa: unos gofres con fresa y nata. ¡Dentro vídeo!

CategoríaDificultad Principiante

Nos aseguramos de tener la leche templada y la añadimos en un bol junto a las medidas de leche, mantequilla fundida, azúcar, levadura y las yemas de huevo. Batimos hasta mezclarlo todo...

Tiempo de preparación50 mins

Ingredientes

 400 g de nata montada con azúcar
 500 g de fresas
 250 g de harina
 100 g de azúcar
 65 g de mantequilla pomada
 200 ml de leche
 2 huevos
 25 g de levadura
 sal

Elaboración

1

Nos aseguramos de tener la leche templada y la añadimos en un bol junto a las medidas de leche, mantequilla fundida, azúcar, levadura y las yemas de huevo. Batimos hasta mezclarlo todo.

2

Añadimos la harina en ese mismo bol y removemos hasta conseguir una crema espesa.

3

Dejamos reposar la masa entre 30 y 40 minutos.

4

En otro bol, añadimos las claras de huevo, una pizca de sal y removemos rápido para crear espuma.

5

Añadimos la espuma en la masa que hemos dejado reposar y removemos.

6

Utilizamos una sartén o una gofrera para darle forma a la masa.

7

Cogemos las fresas, la nata y condimentamos a nuestro gusto.

Ingredients

 400 g de nata montada con azúcar
 500 g de fresas
 250 g de harina
 100 g de azúcar
 65 g de mantequilla pomada
 200 ml de leche
 2 huevos
 25 g de levadura
 sal

Directions

1

Nos aseguramos de tener la leche templada y la añadimos en un bol junto a las medidas de leche, mantequilla fundida, azúcar, levadura y las yemas de huevo. Batimos hasta mezclarlo todo.

2

Añadimos la harina en ese mismo bol y removemos hasta conseguir una crema espesa.

3

Dejamos reposar la masa entre 30 y 40 minutos.

4

En otro bol, añadimos las claras de huevo, una pizca de sal y removemos rápido para crear espuma.

5

Añadimos la espuma en la masa que hemos dejado reposar y removemos.

6

Utilizamos una sartén o una gofrera para darle forma a la masa.

7

Cogemos las fresas, la nata y condimentamos a nuestro gusto.

Gofres caseros con fresas y nata