Tomate

Cuenta la leyenda que el tomate, en sus inicios, fue considerado un alimento tóxico…  No obstante, no resultó ser por sus características, sino por la combinación del plomo presente en los cubiertos de peltre que se usaban antiguamente y que al entrar en contacto con los ácidos del tomate provocaban sustancias tóxicas . Hasta el 1820 no se desmintió esta teoría, ¿increíble verdad? ¡A nosotros nos sorprende mucho…Con lo bueno que está!

Icono tomate 1Indicado para los huesos

por la concentración de licopeno presente

El licopeno es un carotenoide que principalmente se encuentra en el tomate. Se trata de un poderoso componente que posee efectos antiinflamatorios, antioxidantes e incluso quimioterapéuticos. Su capacidad antioxidante es la que prinicpalmente protege la salud de los huesos: previniendo enfermedades asociadas como la osteoporosis y otros desórdenes como la pérdida de la densidad ósea.

Tomate icono2Mejora la circulación

debido a la presencia de hierro

El hierro es un mineral muy saludable para mantener el buen estado de nuestra sangre. La vitamina K, también presente en esta fruta, también contribuye controlando la coagulación sanguínea. Por tanto, el tomate es perfecto para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Tomate3

Regula el tránsito intestinal

¡y más si se toma crudo!

Existe un remedio muy eficaz y conocido que es ideal para combatir el estreñimiento: beber zumo de tomate en ayunas cada día o cada dos. El componente responsable de mejorar nuestra salud digestiva presente en este alimento es la Vitamina A, que además ayuda a la diabetes, a disminuir el colesterol y los triglicéridos. ¡Espectacular!

Receta sugerida

La quiche es una elaboración que se ha puesto de moda últimamente, ¡son deliciosas y se pueden hacer de casi cualquier ingrediente! Nosotros nos hemos decantado por una de tomate cherry, albahaca y ricotta. ¡Toma nota!

Quiche de tomate y albahaca

CategoríaDificultadIntermedia

Hacemos una corona con la harina y la sal. En el centro colocamos el aceite, la albahaca en polvo y la mantequilla fría. Agregamos agua hasta formar una masa tierna y amasamos. Cubrimos con papel film y llevamos al frigorífico durante 30 minutos...

Tiempo de preparación30 minsCook Time45 minsTotal Time1 hr 15 mins

Ingredientes

 200 g harina
 100 g mantequilla
 1 c.s de aceite de oliva
 1 c.s de albahaca en polvo y en rama
 1 cebolla
 500 g tomates cherry
 400 g ricotta
 2 huevos tamaño L
 sal
 pimienta negra
 orégano

Elaboración

1

Hacemos una corona con la harina y la sal. En el centro colocamos el aceite, la albahaca en polvo y la mantequilla fría. Agregamos agua hasta formar una masa tierna y amasamos. Cubrimos con papel film y llevamos al frigorífico durante 30 minutos.

2

Pasado el tiempo, estiramos la masa sobre una superficie enharinada y engrasamos un molde desmontable de 26 cm. de diámetro. Introducimos la masa en el molde, la cubrimos con papel vegetal y rellenamos el molde de peso (alubias por ejemplo).

3

Introducimos al horno y cocinamos a temperatura moderada durante 15 minutos. Retiramos del horno, quitamos el peso y el papel.

4

PARA EL RELLENO: Picamos y rehogamos la cebolla hasta que esté transparente.

5

Mezclamos la ricota con los huevos ligeramente batidos, con la albahaca, la cebolla y salpimentamos.

6

Rellenamos la tarta con la ricotta, le agregamos los tomates cortados a la mitad y espolvoreamos abundante orégano por encima.

7

Llevamos al horno a temperatura moderada durante 45 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Dejamos enfriar y decoramos con hojas de albahaca fresca.

 

Ingredients

 200 g harina
 100 g mantequilla
 1 c.s de aceite de oliva
 1 c.s de albahaca en polvo y en rama
 1 cebolla
 500 g tomates cherry
 400 g ricotta
 2 huevos tamaño L
 sal
 pimienta negra
 orégano

Directions

1

Hacemos una corona con la harina y la sal. En el centro colocamos el aceite, la albahaca en polvo y la mantequilla fría. Agregamos agua hasta formar una masa tierna y amasamos. Cubrimos con papel film y llevamos al frigorífico durante 30 minutos.

2

Pasado el tiempo, estiramos la masa sobre una superficie enharinada y engrasamos un molde desmontable de 26 cm. de diámetro. Introducimos la masa en el molde, la cubrimos con papel vegetal y rellenamos el molde de peso (alubias por ejemplo).

3

Introducimos al horno y cocinamos a temperatura moderada durante 15 minutos. Retiramos del horno, quitamos el peso y el papel.

4

PARA EL RELLENO: Picamos y rehogamos la cebolla hasta que esté transparente.

5

Mezclamos la ricota con los huevos ligeramente batidos, con la albahaca, la cebolla y salpimentamos.

6

Rellenamos la tarta con la ricotta, le agregamos los tomates cortados a la mitad y espolvoreamos abundante orégano por encima.

7

Llevamos al horno a temperatura moderada durante 45 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Dejamos enfriar y decoramos con hojas de albahaca fresca.

Quiche de tomate, albahaca y ricotta